Infusiones para calmar dolores menstruales.

0
93

Cada mes, las mujeres menstruamos. Aunque es un proceso natural, puede llegar a ser incómodo, más aún cuando la molestia viene acompañada de dolores menstruales y cólicos que empeoran la situación.

Hay mujeres que no sienten nada, y otras que sufren tanto dolor que no les permite levantarse de la cama por lo menos durante un día…

¿Qué son los cólicos menstruales o dismenorrea?

El cólico menstrual o dismenorrea se presenta principalmente en adolescentes, por lo general uno o dos años después de la primera menstruación (menarquia), cuando ya está establecido el ciclo hormonal ovulatorio. Es un dolor en el área del vientre que puede ser leve, moderado y, a veces, agudo.

Su causa es la contracción de los músculos del útero antes y durante la menstruación. Estos calambres, por lo general, desaparecen después del segundo o tercer día del periodo.

Se deben a que durante la menstruación se libera una sustancia llamada prostaglandina, la cual provoca contracciones en el útero. Estas contracciones ayudan a la expulsión de tejido uterino descamado.

Sin embargo, algunas mujeres sufren contracciones tan fuertes que los vasos sanguíneos que irrigan el útero se comprimen, causando una isquemia temporal (angina del útero).

Categorías del cólico menstrual
Dividimos el cólico menstrual en 2 tipos diferenciados:

Dismenorrea primaria
 

Es el cólico menstrual que surge sin padecer ninguna enfermedad ginecológica y se presenta desde la primera menstruación.
A veces se padece debido a los cambios hormonales, a una menarquía temprana, y no por una condición física específica.
Dismenorrea secundaria
Puede estar causada por enfermedades ginecológicas, como endometriosis, miomas, infecciones o bien por cuestiones más simples como el estrés, mala alimentación, etc.
El dolor aparece tras la primera menstruación. Por lo general, se presenta en las mujeres después de los 20 o 30 años.
Causas de los cólicos menstruales
Entre los factores que se relacionan con la presencia de cólicos durante el período menstrual diferenciamos entre los de la dismenorrea primaria y secundaria:

Causas o factores de la dismenorrea primaria

 

El principal factor de riesgo es la edad. Los cólicos son más comunes antes de los 20 años y mejoran conforme la mujer envejece.
Menarquia (primera menstruación) antes de los 12 años.
Menstruación voluminosa o con duración de varios días.
Ciclos menstruales irregulares.
Historia familiar de dismenorrea.
Nuliparidad (nunca haber tenido hijos).
Causas o factores de la dismenorrea secundaria
Endometriosis.
Miomas uterinos.
Estenosis del canal cervical (abertura del cuello uterino tan pequeña que impide la salida del flujo menstrual).
Uso del DIU.
Síntomas del cólico menstrual
El cólico menstrual es un dolor que comienza antes con la menstruación, reduciéndose paulatinamente en un plazo de 72 horas, generalmente. Su intensidad puede variar durante ese tiempo y también puede llegar a presentarse de intermitente.

Mareos.
Diarrea.
Náuseas.
Cansancio.
Dolor de cabeza.
Calambres en las piernas.
Dolor de espalda (que puede extenderse a la espalda, los riñones o las extremidades inferiores).

Las mejores infusiones para aliviar el dolor menstrual

Muchas veces recurrimos a analgésicos o antiinflamatorios con el objetivo de calmar el dolor. Sin embargo, en ocasiones, una infusión puede proporcionarnos el alivio natural que buscamos.

1. Manzanilla

La infusión de manzanilla es la más empleada para aliviar molestias menstruales ya que tiene múltiples propiedades. Alivia, relaja, desinflama y también, ayuda a conciliar el sueño por la noche, con lo cual, es muy beneficiosa.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de hojas secas de manzanilla (10 g).

  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Añade una taza de agua a una olla y deja hervir.

  • Agrega las hojas secas de manzanilla y deja que infusionen 10 minutos.

  • Apaga el fuego, cuela y consume.

  • Puedes endulzarla al gusto, preferentemente con miel o con azúcar de caña integral.

2. Jengibre

te de jengibre tos

La raíz de jengibre puede aliviar el cólico menstrual, ya que cuenta con propiedades antiespasmódicas, es decir, ayuda a que las contracciones musculares se reduzcan, y mejora o regula el flujo de la menstruación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jengibre rallado (10 g).

  • 1 rama de canela.

  • El jugo de ½ limón.

  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Agrega la ralladura de jengibre y la canela en el agua y lleva a ebullición.

  • Deja que infusione durante 10 minutos a fuego lento.

  • Apaga el fuego y añade al agua caliente el jugo de limón.

  • Retira la ralladura de jengibre y la ramita de canela y sirve en una taza.

  • Se aconseja no beber muy caliente. Puedes consumir hasta 3 tazas de este té al día

3. Infusión de orégano

La infusión de orégano puede aliviar los espasmos abdominales y los cólicos menstruales, así como también las náuseas que puedan presentarse durante la menstruación. Si lo prefieres, puedes combinar la infusión de orégano con manzanilla para potenciar los efectos calmantes.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).

  • 1 cucharadita de orégano (5 g).

  • Miel o azúcar de caña integral (al gusto).

Preparación

  • En una olla calienta el agua y, cuando inicie la ebullición, añade el orégano y déjala tres minutos en el fuego.

  • Apaga el fuego, tapa la olla y deja reposar otros 3 minutos.

  • Cuela y endulza según al gusto, o bien tómala natural.

 4. Infusión de salvia

te-salvia

Por su acción diurética, la salvia previene la retención de líquidos y la aparición de los síntomas del síndrome premenstrual, como la irritabilidad y dolores de cabeza. Se recomienda tomar una taza de esta infusión todos los días previos a la menstruación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de salvia enteras o trituradas (10 g).

  • 4 tazas de agua (1 litro).

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, agrega las hojas.

  • Deja hervir por 10 a 12 minutos.

  • Pasado el tiempo indicado, retira del fuego y deja reposar.

  • Cuela y consume

  • Puedes añadir endulzantes como miel de abeja si sientes que sabor es muy amargo.

5. Infusión de onagra

La onagra puede reducir los síntomas que aparecen con la menopausia. También es recomendable para la relajación del útero.

Ingredientes

  • 4 tazas de agua (1 litro).

  • 1 cucharada de hojas de onagra (10 g).

  • 1 cucharadita de miel (5 g).

Preparación

  • Calienta el agua junto a las hojas de onagra.

  • Tapa y deja reposar por unos 5 minutos.

  • Cuela, endulza con una cucharadita de miel y consume.

6. Canela

Riesgos asociados al consumo de la canela

La infusión de canela brinda efectos calmantes muy beneficiosos para aliviar los dolores menstruales. También funciona como anticoagulante, impidiendo que las plaquetas de la sangre se acumulen por encima de los niveles normales, por lo que beneficia la fluidez del flujo menstrual.

Ingredientes

  • 2 ramas de canela.

  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade los dos palos de canela y deja hervir durante 2 minutos.

  • Apaga el fuego, tapa y deja reposar durante 5 minutos.

  • Cuela y consume.

7. Perejil

El perejil contiene componentes que son altamente efectivos para estimular el proceso menstrual y aliviar los cólicos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de perejil fresco (20 g).

  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Coloca el perejil fresco en una taza y agrega agua hirviendo.

  • Deja reposar aproximadamente cinco minutos.

  • Cuela y estará listo para tomar.

  • Resulta muy efectivo tomarlo tres veces al día durante los dos primeros días de tu periodo.

Te recomendamos leer: 8 cosas buenas que te ocurren cuando consumes perejil

8. Albahaca

Infusión de albahaca

La albahaca es una planta que tiene propiedades analgésicas que podrían ser útiles al momento de aliviar los cólicos menstruales leves. Por otra parte, al tener un delicioso aroma, reconforta a la persona mientras la bebe.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de albahaca (10 g).

  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Hierve el agua con las hojas de albahaca.

  • Déjala reposar unos dos minutos y consume.

  • Puedes tomar el té de albahaca cada dos horas para olvidarte de los calambres y sentirte bien en esos días.

9. Hinojo

Con el hinojo también puedes preparar una infusión y  eliminar esos molestos cólicos gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas de hinojo (5 g).

  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Añade las semillas de hinojo en el agua y hierve la mezcla durante 5 minutos.

  • Retira del fuego, cuela y consume.

  • Entre más caliente lo bebas los resultados serán mejores. Si lo tomas durante tres días antes de la llegada del período, no padecerás cólicos.

10. Semillas de cilantro

Semillas de cilantro

La semilla de cilantro tiene propiedades antiinflamatoria que te ayudan a hidratar tu organismo y, en general, aliviar las molestias menstruales.

Ingredientes

  • 2 o 3 cucharaditas de semillas de cilantro (10 o 15 g).

  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • Hierve el agua junto con las semillas de cilantro por 5 minutos.

  • Deja reposar la infusión por 4 minutos y consume.

  • Puedes tomar 2 tazas de té al día

11. Romero

Por sus propiedades medicinales, el romero es bueno para regular los periodos menstruales.

Ingredientes

  • 1 o 2 cucharaditas de hierba seca de romero (5 o 10 g).

  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando empiece la ebullición, agrega el romero

  • Deja que se realice la decocción durante 3 minutos.

  • Después, apaga el fuego, tapa la olla y deja en reposo 8 minutos.

  • Cuela y endulza al gusto.

  • Puedes tomar de dos a tres tazas de infusión de romero al día.

12. Valeriana

Té de valeriana

La valeriana es conocida por sus propiedades analgésicas y antiespasmódicas, por lo que es una buena opción  tratar el dolor menstrual.

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de valeriana (10 g).

  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Poner el agua al fuego y, antes de que llegue a la ebullición, agrega  la raíz de valeriana.

  • Tapa y deja en reposo 5 minutos.

  • Finalmente, cuela y toma el té.

  • Esta infusión puedes endulzarla al gusto, ya sea con miel o con azúcar.

¡Ojo!

A pesar de que estas bebidas preparadas a partir de ingredientes naturales pueden brindarte algunos beneficios, evita utilizarlas como único tratamiento para tus molestias menstruales; en especial, si continúas sintiéndote mal o empeoras. Lo más adecuado es que consultes con tu ginecólogo cuáles deben ser las medidas que debes tomar.

FUENTE https://mejorconsalud.com/

SOBRE LOS WICHIS Y SUS CONOCIMIENTOS SOBRE PLANTAS ANCESTRALES CON PODERES CURATIVOS

 

Eugenia Suárez, docente de Exactas UBA e investigadora del CONICET en el Instituto de Micología y Botánica, contó detalles de su trabajo que tiene más de una década. Hace foco en la “etnobiología” de esta comunidad.

 
En su trabajo se aborda el conocimiento de 115 plantas que en la cultura wichí tienen 408 usos medicinales, y que les permiten tratar 68 síntomas o enfermedades diferentes. Muestra una especie de ranking de las plantas medicinales más versátiles (con múltiples usos) y que más se utilizan en esta cultura.

“Hay unas quince especies que funcionan como un botiquín de emergencia”, afirmó. “El Chañiar, que se usa mucho para el ciclo femenino, como regular la menstruación. Y a su vez su corteza se usa para problemas respiratorios. La Tusca se usa también para problemas de la piel o como infusiones para la salud de los más chicos”, ejemplificó.

 

“El estudio se hizo en poblaciones del Chaco salteño, pero si uno extendiera a toda la población, serían muchísimas más plantas. Esto es increíble y para tomar conciencia en medio de la devastación y el desmonte”, resaltó.

“Es impresionante el conocimiento al detalle de las plantas que hay alrededor. Esos son conocimientos muy importantes para la comunidad wichí pero para toda la sociedad en general”, aseguró.

Lamentó que entre los jóvenes de las comunidades estudiadas haya menor conocimiento sobre el ambiente. Y también destacó que “las mujeres saben más porque son las recolectoras y las encargadas del cuidado de la familia”.

“Hay muchas plantas que se utilizan como medicinales y muchos de esos conocimientos son relativamente nuevos. Esto tiene que ver con una particularidad de muchas de las culturas del Chaco (región), donde para curar enfermedades graves, se necesitan especialistas más que plantas. Las trataban y la siguen tratando los chamanes y las plantas son para dolencias menores”, explicó.

“Las enfermedades graves corresponden a que el alma se fue del cuerpo, por lo que necesito a un guía espiritual que me devuelva el alma. En la modernidad hay menos chamanes y otros factores, lo que genera que cada vez más personas busquen ayuda en las plantas. Crecen los conocimientos y los usos de estas plantas medicinales”, afirmó.

Explicó que no se estudia la efectividad de las plantas, sino que se trata de entender qué roles tienen esas plantas dentro de un contexto cultural, como una “cosmovisión” y sí la eficacia desde ese lugar.

FUENTE https://libertaddigital.com.ar/

 

Noticias de San Juan