“El extraordinario”, “el que devela los secretos de la tierra”; Federico Schüle. ‡ℜ💮℘ζ👈🏼

2
652

šÇΗü⌊∉

Hablar de Federico es hablar de un artista particular, vive camino a 60 cuadras, Córdoba, es allí donde se encuentra esa Casa Mágica, como una  locación de una película de Leonardo Fabio, canta su perro negro de alegría. La ceremonia del  cuidado de los árboles, que le darán la madera recolectada para su próxima obra, la terracota, las tintas naturales, el lenguaje decodificado de los materiales son los secretos que revela en sus obras. Materiales que le envían un mensaje y lo acompañan en la semana, mientras el domingo llegan sus hijos y nietos, para que él, les haga tallarines caseros, ellos llegan a sacar fotos, cantar, brillar e iluminarse de amor. 

 

Ese artista que años atrás hizo una muestra en uno de los museos más importantes de Córdoba,  manifestándose contra los agro tóxicos, la deforestación, el atropello al campo, eran “troncos quemados”, testigos del crecimiento de sus hijos, de su vida,   quemados, y. en su interior  habían “piezas metálicas” que brillaban, en el color  negro de la quemazón,  muestra de culto, jamás vista en esa ciudad. Eso lo hace “antropológico”, ”inusual”, ”único” y cuantos adjetivos más.

 

Aceptó una entrevista virtual con nuestro diario en esta crisis de  pandemia mundial, pero él ,  vive una cuarentena interior, lúdica de fascinación. Hablemos de sus piezas, más que curiosas y no hay que arriesgar palabras porque “te quedás corto”,  para representarlas,  lo que él hace es…….?.

Más se preocupa porque el teléfono que a veces no le funciona,  el ríe,  es alegría, es ir, es luz, no es igual al resto. Con Uds. “El Federico Schüle”.


Federico Schüle. Reportaje-Artista Plástico. šÇΗü⌊∉

1-¿Cómo surgen esos personajes, en tus obras, como “linda piedra pa´ la hondera”, o como tantos otros ; se van revelando en cuanto tomás el pincel o el material a usar?

– Schüle-  La escultura que estoy haciendo ahora, se trata de “jugar como lo más simple”. Me voló un poco la cabeza que  aquellos pueblos que no dejaron “nada”, o había que hacer un gran mármol para que se los represente?, ellos no dañaron la naturaleza.

 Por ejemplo, el barro tiene un lenguaje propio,  es un juego con los materiales los que hacen los personajes, en caso de “linda piedra pá la “hondera”, pero en realidad su nombre anterior era “diosito Monsanto”, y así se llamaba la muestra. Pero ya le quedó ese nombre a la escultura “linda piedra pá la hondera”, porque me pareció una “mutaciòn”. surgió de los materiales con que trabajo porque levantar el barro tiene sus complicaciones.

Quiero decir que la forma no estaba pre-determinada, era levantar una pieza y llegar a una expresión que el mismo material “te va dando”. Porque primero hay que hacer una estructura de paja, para luego forrarla en barro, para poder levantarla, entonces son lenguajes, es lo mismo que una carbonilla, que tiene sutileza y es simple, o un lápiz de grafito que tiene otras características o sea, cada material tiene “su expresión”. Jugar con ellos, “hacen que surjan esos personajes”, y tengo la suerte de vivir aquí donde hay muchos árboles, hay enramada, leña fina, justamente es con lo que se quema la terracota.

“para hacer un “cuenco” no hace falta tirar un árbol, si nó, con las ramas mismas que se desprenden”.“Tengo unos bonitos árboles, los cuido y me ayudan hacer “mi laburo”, es parte de un juego con la simplicidad”. 

2-Aquí entro como espectador de tus obras, y tuve la suerte de ir a esa muestra que hiciste en el Museo Caraffa,  fue la de “troncos quemados” con elementos metálicos en su interior!. Jamás volví a ver algo tan único!.  Eso es Federico Schüle?

– Schüle- “Amuleto para salvar”, ese es el nombre de esa muestra, y hay un curioso prólogo escrito por Capardi, que explica la intencionalidad conceptual de la muestra.  Hice un “juego simple” con los materiales que tenía, esa madera la junté de un eucalipto cerca de casa, al que íbamos con mis hijos cuando eran más chicos, y entre todos lo abrazábamos y no llegábamos a cerrarlo con el abrazo, era gigante, muy alto, imagínate un poco, yo no sé si alguien le prendió fuego  o le cayó un rayo, pero se quemó, y desde lo más alto cayeron troncos quemados que los tomé y jugué con ellos. Quería hablar del desmonte, enviar  un mensaje ecologista, por eso trabajé con esos materiales, los troncos estaban cortados ya y le agregué materiales metálicos, nada más, fue una simplicidad total, esa es la historia de esa muestra.

Algo del texto de Capardi sobre la muestra-“Amuleto parea salvar”- Dice-Necesitamos un amuleto para protegernos de los males de este mundo, un amuleto es un elemento mágico, su protección a la que él otorga pienso, deviene de su propia construcción natural”, él ha vivido y vive en un medio muy natural, y como todo artista reconoce en su obra, el lugar donde habita, aquí el árbol en su figura, es su guardián protector. 

3-Si estuviera tu mamá hoy, que fué quien te dejó esa inspiración por la pintura o las artes, que le dirías, que hablarías, donde irías con ella, tu padre también?

– Schüle-  Con respecto a mi vieja, “la traería a la quinta a tomar unos mates”, “la miraría a los ojos”, ellos se fueron muy pronto, mi viejo cuando  yo era un niño y mi vieja , de adolescente. A ella no me la imagino más que joven, creo que es el derecho, “por siempre joven”. A mi viejo no lo recuerdo mucho, a él le gustaban las motos, es más, se mató en un accidente en moto, “me acuerdo si,  cuando me llevó en el tanque, tengo presente la velocidad y como me daba en la cara el aire”, son recuerdos imborrables. (Hace un silencio,… su voz en el relato es inestable, se quiebra, se detiene, se nota la emoción, al contar esos recuerdos, que hoy salen y quizá jamás antes los haya contado, a nadie.  Pronuncia cada palabra con lentitud, momentos muy cargados de sentimientos y concluye)……ehhh! Tomaría unos mates en la quinta con ellos y los miraría a los ojos, “no hay palabras, ni mucho para decir”. La quinta es un lugar común entre los tres y mis hermanos.

Hay un homenaje que le hago a mi vieja y fue en “PRAXIS” y se llamó “Algunas libertades”.

Texto: extraído del catálogo de la muestra en homenaje a su madre. “algunas libertades”

-Corría el año 1966, Sentadito para una foto carnet, en casa con mi vieja, quieto un ratito que tengo que entregar unos ejercicios. (exámenes en la Figueroa).

Hoy en mi cocina mirando el retrato sentado en este bruto diamante,  a la velocidad de la luz,  de todo me acordé (mi hermana contaba que la memoria es como las capas de una cebolla. (Te hace llorar)-

Mama-un ratito más y termino por favor, dijo frente a su caballete.

Yo-Tamo por hacer un picadito escuchá… (y a coro desde la calle) dale culiao!!!-

Mamá-Odio esa palabra, -quietooooo!!

Yo-petrificado la sentí, parecía rosarme. Sentí su caricia y el sonido de la carbonilla en el papel, mágico!!-

Ya está dijo-mientras guardaba los rollos de sulfito-ya estaba lista para salir- cuando le pregunté-

Yo- porqué haces esto má!!

Mamá-Ella ahora, paralizada, mirando durante unos minutos la nada, cargada como un equeco, respondió-“es lo más cercano que encontré a la libertad!-

-me besó y salió-

A su bella memoria- de Maria Elba Campaioli-(la negrita Schüle)

Federico Schüle-

4- ¿Qué recuerdas de José Serveto?

– Schüle-   Debería hacer un libro de él!!. Es que el “Pelado” para mí, es,…(hace intervalo, silencio),  “pegamos un salto al vacío, en un momento de la vida, que no sé cuándo fue” y de repente nos golpeamos en el aire!!!!, vimos en que realidad estábamos, y era durísima esa realidad hermano!. “La única que quedaba era cagarse de risa”, “y lo más fácil para reír es el arte”. Sabes se me ocurre algo, deberías escribir vos un libro del “Pelado Serveto” “hermanito”, esto que yo te digo, “es  sólo un prefacio de ese libro”.  Lo que vos me cuentas del “Pelado en Ullum” que estuvo en playa hermosa, y lo mío, lo vivido con él  es para hacer ese libro, millones de cosas vividas  junto a ese “loco”, me acuerdo millones de cosas a la vez. (pausa)

– se sale del relato- dice -Dale cariños a todos al  “flecha” “a  tu hermano Mario” se emociona y murmura LPQLP!! concluye con una (puteada) y (cortamos allí, la entrevista via  whatsApp)  cierra diciéndome-ya es de noche, estoy tomándome un vino, mañana seguimos hermano).

Al otro día antes de comenzar a recibir su audio cursando esta pandemia mundial, se cuelan en el fondo canto de jilgueros y otros pájaros que acompañan a Federico, que debe estar afuera de su casa, no se oyen autos, ni ruidos, solo canto de pájaros!) y continua lo que dejamos la noche anterior, y dice.

-(al otro dia por la mañana, paso algo muy extraño, “me acordaba de él, y se me venían algunas  de sus “frases” ocurrentes”,  me acerque al teléfono y si!!!, había llegado un audio, que era la continuación de la noche anterior, que particular, no?, esa comunicación  mental, telepática, al abrir el audio su voz comenzaba así)——-

-Schüle-  Bueno cumpa, acá vá- voy a tener que repetir todo, no grabó este teléfono (culiao!!), (rie)- Ya te conté que fuimos compañeros en el secundario en un internado en Oncativo, durante tres años, con el pelado le decíamos EL REFORMATORIO, cuando nos acordábamos. La escuela tenía ciclo básico hasta tercero y hasta sexto un título superior, llegamos hasta tercero con el pelado, y había que festejar, todo un logro,  hicimos “bosta” las carpetas y nos fuimos  a la plaza a tomar unas cervezas,  la plaza del pueblo. Había una acordeón un par de tachos,  hicimos un quilombo!! y nos fuimos a otra escuela que aún tenía clases, a decirles que la terminaran yá, estábamos recontentos “los vagos” jaja!!, nos sacaron “recagando”, nos echaron  a la mierda”. Le perdí el rastro ahí al “pelado”, se fue a (Bell Ville, localidad del interior de Córdoba) yo terminé en Oncativo los seis años, y luego seguí arte.

Cuando comienzo a exponer me dicen que había una banda de rock que tocaba muy bien, y fui, quien era el que tocaba la batería de los “666”?… ¡el Pelado!, ahí nos vimos de nuevo, fue una gran alegría y desde ahí, no nos dejamos de ver más hasta ahora, que ya no nos vemos (hay un silencio)…..”se fue de viaje el culiao!”, (otra pausa, piensa y remata) “se llevó la alegría” (acompaña la respuesta con “una sonrisa”, prefiere recordarlo así a su amigo entrañable, “el Pelado”, que ya se fue a navegar en el espacio, en el sueño eterno. 

Con “Los Enviados” fue aluciante, se hicieron movidas increíbles, se formó un grupo de gente, en el patio Olmos, Festival internacional de teatro, en el centro cultural Gral. Paz, fueron dos o tres eventos, teñidos de genialidad, inolvidables. Yo andaba en una “mecha”

(la mecha era un Mercedes Benz 170,  que fue taxi, lo había transformado, lo recorté tipo camioneta, le puse un durmiente de “quebracho”, en el guardabarros trasero para equilibrar el peso, al recortarlo le tuve que hacer esa otra moficiación), (se le escapa un risa, por ese recuerdo, tan inusual) actuaba “la mecha también”, si actuó en el festival internacional de teatro, de fondo tocaban “Los Enviados”.

También recuerdo, que   estábamos  medio perseguidos por la justicia, “por los tóxicos”, la mano de obra desocupada de los milicos, “ellos querían tener giles de rehenes y que sean rentables para ellos”, por suerte bien, no pasó nada grave. Fueron épocas duras .

Luego vino Rastrojero Diésel, también hermanos, se armó un grupo cultural hermoso, que aún perdura y está “fuerte” hablando de generaciones, gente que sigue “laburando” muy interesante es ver, que hay una continuación de generación en generación, sin duda. Con respecto al arte veo dibujos de gente que ya no está y me digo: “que increíble esto!”. Es ese legado, que vamos dejando a los que vienen nuevos. Nosotros teníamos la fuerza de esa generación que pasó de la dictadura a la democracia y la vivimos a pleno. Era “la libertad”  como  una “bisagra”. (Hace otro silencio, y concluye con sus ocurrencias- “Nos vemos cambio y fuera”- parodiando a los militares.

5-¿Què te pareció Ullum, al visitar San Juan?.

-Schüle-  El viaje “sin pestañar a Ullum”, ¡qué lindo viaje! Cuello debía devolver una combi en Chile, me dice: acompáñame, yo le contesto: dale!, pero pasemos por Ullum, donde están los Rastrojero, “el Pelado estaba allá” vamos a visitarlos a los muchachos, allá fuimos, nos levantamos temprano a la mañana, pero no habíamos dormido nada, fuimos a la casa de Marito Valenzuela. Ahí su mamá nos hizo un almuerzo, nos topamos con una botella esas gigantes de vino, “la hicimos bosta”, hasta que no se terminó no nos fuimos. Qué lindo Ullum ¡ que hermoso pueblo, que linda gente el sanjuanino!.

Aquí con concluye la entrevista a Federico; quería agregar que oía sus audios y jamás escuche una voz tan parecida  al “pelado Serveto”. Hablar con él era casi oír otra vez a José, el mismo timbre, ídem!!. hay algo entre ellos!!, tantos años de amistad, tantos años de compartir arte.

Un honor querido Federico charlar con vos! Hermano!!  œšÐ

fotos familiares

casa de Federico Schüle

Familiares

Federico Schüle

Federico Schüle

 

 


Se dice de Shüle.æϖℵ

Al Federico Schüle con diéresis lo conocí en Cuesta Blanca. En la primavera de 1977. Era la primera vez que  yo estaba en ese paraíso. Habíamos acampado con el “Lali” un cacho antes, en la desembocadura de un arroyo. Y el Lali se lo encontró al Gabi Casas. Ellos eran pibes del Monserrat y el  amigo nos llevo hasta el algarrobo viejo y ahí estaban: la mitad de los Schüle, los Torres, los Malbrán, los Amaro, “los hipies”. Y fui parte de un ritual que se repite cada vez que nos encontramos. Una común unión antropológica.

 Yo venía de salvarme de la colimba fingiendo ser asmático pero re pegado al tabaco. Intentando retomar la Facultad de medicina y enamorado de mi alumna en la cátedra de anatomía, la Marita, la mamá de Miguel mi primer hijo.

El Federico fue el primero que me reconoció como un artista. Él me lleó a los talleres libre de la Universidad Nacional de Córdoba a comienzos del 78. Él fue testigo de cuando le corte el dedo a Galetto el profe de grabado mientras imprimía mi primer mono copia.

Nos casamos al mismo tiempo, tuvimos hijos al mismo tiempo pero en un momento yo me fui en tour esotérico y el loco se fue a 60 cuadras.

Federico es el primer artista originario que conocí. Su casa, su campo, su obra es de una autenticidad telúrica, que le he visto a muy pocas obras. Creo no tuvo la suerte de nacer en un lugar donde ese tipo de obra, sea medida con la vara que le corresponde.

Los que lo admiramos somos los que nos alimentamos permanentemente de su búsqueda.

Con él, acuñamos el concepto de los “comebiromes”, los indios perito mercantiles masticadores de capuchones de biromes.  Que nos sentamos en los bancos al final del aula, que no sabíamos pescar, ni cazar, pero atrapábamos gansos y escribíamos en los renglones del cielo.

Jorge Cuello Artista Plástico-Córdoba-


Lo que significa Federico Schüle para mí, es  algo indescriptible, por la amistad que nos une, es continua desde hace muchos años, creo que estamos hablando del año 85/86 que nos conocemos.  Como persona fue siempre impecable, como amigo, con  mucho afecto, son de los pocos que  hemos continuado encontrándonos a través del tiempo, cuando se han dado las circunstancias lo he pasado a visitar por su casa, por su taller, apreciando su calidad artística, que nada,….con los años se acrecienta más, como ocurre con la gente del arte, va tomando forma, siempre deseándole la mejor suerte.

Conozco toda su familia, vì crecer a sus hijos en una parte de mi vida. Que puedo decir de la música, él nos albergó;en unos de sus galponcitos ensayábamos con “Los Enviados del Señor”, eso fue un buen tiempo, y lo que sì puedo recordar, que “fue el artista más permanente en las puesta de “Enviados”, creo que no hubo nadie como èl, fue uno de los primeros que entendió, la realización, y la espontaneidad de una puesta de música y arte al tiempo que estábamos viviendo. Èl estuvo desde el  pre enviados que fue el, ”666” y voy a recordar ese show  en el “Audax” el comienzo y la ruptura a la vez, era en la calle San Juan,del  año 85/86 y “Fede” estuvo allì,  luego nos acompañó en muchísimos otros shows.

Estuvo en las más importantes, “centro cultural Gral. Paz “estuvo con su vehículo “la mechita” entrando al patio Olmos, en la apertura del Festival Internacional de teatro, también estuvo en la etapa con José como dúo, en la puesta que hacíamos en el pasaje Oliva al 90 al fondo, estoy hablando del año, 89/90. Èl nos  hizo muestras en la galería que yo tenía y usábamos como escenario  con el “Pelado”, la verdad que están todos esos registros en mi mente y en “mi corazón”, y siempre lo visito cuando paso por Córdoba, me hago un “tiempito, me hago una “pedaleada” en bici, es màs estuve ahora en febrero con èl, compartiendo su huerta, y su impresionante amor a la naturaleza; “no”, “un ser increíble, un amigo del alma”.

Como anécdota personal, màs exactamente en Villa Paez, en mi casa familiar, nos habíamos encontrado temprano, me pasan a buscar en “la mecha”, íbamos a una muestra de arte, no recuerdo el artista, no se si era Grimberg; damos un paseo y retornamos, el tema que ese día era el cumpleaños de mis viejos, ellos festejaban el mismo día porque tenían una diferencia de cuatro días, era el 4 de octubre, un evento importante en mi casa, pasaban mis hermanos, cuñadas, la familia, etc. Resulta ser que volvemos de la muestra tipo 12 de la noche, nos encontramos con muestras muy raras en mi familia, caras largas, de mis hermanos y especialmente de mis “viejos”, eso cuando ingresamos, entro al comedor, y nosotros veníamos como “de otro mundo”, a los pocos segundos me llaman mis hermanos al patio, y me cuentan que habían tenido un “allanamiento de la división toxicomanía”, buscándome a mì, y….(hace un intervalo) “buscando evidencias”….., teníamos dos puertas de acceso una lateral y otra la principal, mis hermanos consiguieron que la policía entrara por el lateral, para no arruinar la fiesta.

Revisaron todo mi cuarto me lo dieron vuelta, y no encontraron nada, la anécdota es que al final se fueron todos, imagínate las caras, el Fede y José se quedaron, y mi viejo se puso “en un pedo tan grande”, y luego “bailó el vals más hermoso con mi madre en el patio”, compuse una canción por eso. Fue un gran momento, y esa canción que hice la compartì con el y el “Pelado”. Ese momento “pinta” lo unido que estábamos, tan conectados, con Fede y José todo lo que era la historia de los Enviados, cada momento era tan preciso que el universo nos acompañaba, y “nos superdivertíamos”.

Tambièn puedo agregar que los ensayos  “de Los Enviados” en 60 cuadras, fue uno de los momentos màs “impresionantes” que pasé, en mi vida musical, “por el contexto”, aislados, en medio de “de la campiña cordobesa”, tenemos recuerdos inolvidables, yo particularmente y te cuento para que lo sepas, “hasta el perro cantaba”, “había una vibración increíble”, ese era un perro negro que cantaba con nosotros, “tal cual como te lo cuento”.

Otra noche estábamos tocando cerca del aljibe, estábamos a los gritos, yo tenìa una guitarra criolla, era tan fuerte la intensidad de lo que hacíamos que, yo percibía que mi guitarra flotaba en mis manos, en un momento “le pegaba tan fuerte” que termina “volando” (risas), parecía que tenìa “un arco con una flecha”, la anécdota es como título:“la noche que explotó la viola”, siempre nos acordamos de eso. Esa guitarra aún la tengo, me acompañó un largo tiempo, “asì parchada”, ya no la uso, pero està conmigo.

Mario Bulacio  -músico-artista plástico-fundador de la banda de culto Los Enviados del Señor” Córdoba. Creador del espacio cultural “La Catedral del tango” Bs. As. Reside actualmente en esa ciudad.


Federico despertó mi admiración y respeto el mismo día que lo conocí. No haba visto ninguna de sus obras pero José Serveto nos llevó a su casa al campo y me sorprendí cuando vi su casa hecha por èl mismo, las formas, los vitrales de botellas y lo mejor, las tertulias con poetas, músicos, plásticos, arquitectos, psiquiatras que influenciaron nuestra música.(Rastrojero Diesel) y el pensamiento en los años 90.

Su arte es parte de la naturaleza misma, pues si desaparecieran los materiales industriales convencionales, el seguiría con su obra como los primeros hombres, pues lo vì fabricar papel, de las pencas pinturas, la tierra, la madera en su forma y maravillarnos con sus creaciones rusticas y universales, qué permanecerán eternas en nuestra conciencia. Un gran creador y buen amigo, que orgullo.

Mario Valenzuela   -músico- Ex bajista de Rastrojero Diesel- actual bajo y voz de “Cielo Abajo”.


Federico Schüle, un amigo entrañable, un artista rebelde y “chúcaro”, siempre a la intemperie develando los secretos de la tierra; perplejo lo ví construir su casa como si pintara un cuadro…

Luis “flecha” Solera   -Músico-ex Rastrojero Diésel-actual guitarra y voz de Banda Local-SAN JUAN-


Hablar de Schüle,  es grato,  conozco la obra de Federico en Alberdi en una casa intervenida por varios artistas, alucino,  experiencia visual, materiales expresándose, objetos. Luego los noventa,  los Enviados del Señor, Instalaciones,  televisión, cables, vidrios, plásticos, transistores, reciclado expresivo.

Luego pisando  la tierra, terracota cocinada,  de tierras pisadas, con pigmentos y tintas orgánicas  sobre “papiros” y vegetales. Schüle hijo de pintora, reproduce recolectando de a poco y fundido,  leña,  semilla,  árbol, riego, sombra y madera,…. recolectar, estacionar,  tallar y un par de pasos más en el aire de su imaginación.

Y vio?  Habla el tipo cabeza parlante!!, visión orgullosa del ser, ser una hoja sostenida en un árbol Imaginación indómita,  todo acto de vida es arte.

Cachi Fabre-artista plástico-Córdoba


BIOGRAFIA

Nací en Villa del Rosario en el 57, mi viejo era panadero y mi vieja estudiaba pintura, (plástica), nací un 27 de setiembre y me anotaron un 3 de octubre, allí viví hasta los 4 años y nos vinimos a la ciudad, ellos se habían separado, viví en varias partes de la ciudad.

Me internaron en Oncativo para hacer la secundaria, allí  tuve un gran compañero, José “pelado” Serveto, con él le pusimos “el reformatorio”, unos compañeros… a cual de todos más hdp. Luego comencé la Universidad en Ingeniería Agronómica, y a su vez hacia un taller libre de arte con mi esposa, el flaco Cuello y una de mis hermanas, era el 77´- 78´, la  historia es que fui a rendir en ingeniería y me hicieron cortar el pelo, ya entre ”cruzadazo” tanto que a mitad de año abandoné.

Trece años tenía cuando mi madre logra comprar un terreno camino a 60 cuadras, que es donde vivo hoy, además de estar también en Lozada, donde está mi mujer, que a propósito  pinta cosas hermosas. Entonces me crié en un ámbito de arte, muy “copado”.

Mi viejo murió cuando tenía ocho, y mi madre cuando tenía 15 años, y creo que estudié arte..(Hace un silencio, largo)……..un poco para estar cerca de ella. Compró este campo, para venir y ponerse a pintar. Luego cursé en la Figueróa Alcorta 4 años, allí me relacioné con lo que fué una “vanguardia”,  donde estaba Cime, Baena, y un grupo de amigos que comenzaban a exponer.  Mi primer muestra fue allà  en el 82´, “al muere”,  y fue tapar la cartelería callejera del microcentro, eran pinturas grandes, había que tapar desde la mañana,  mucha carcelería de “mierda”, y me quedé un poco para ver la reacción de la gente, y no..!! a esa hora van todos a “laburar”, los “canas” me miraban deben haber dicho, “éste está re loco”.

Esa fue la primer muestra, luego con Walter Páez y Gustavo Golden conseguimos un dpto., en Alberdi, era antiguo y estaba abandonado, se lo pedimos al dueño e hicimos una muestra plástica, “un muestrón” había una publicidad en la puerta, la gente entraba, y venían luego con la familia,”fue muy copada esa muestra”. Sabes que eso dio un puntapié a que me invitaran a muestras,  tanto como de la provincia,  la municipalidad, al Genaro Perez,y el Caraffa, yo me había venido con mi mujer y teníamos ya un par de hijos , que  a la final fueron cuatro, Geremías, María, Julián y Germán.

Ya viviendo en el campo, construyendo “la casita”, me quedaba menos tiempo, y “laburando en el Neuro, eran clases de alfabetización que se convirtieron en clases de “arte” el fin era eso lo que les enseñábamos. Logré algo copado que fue una revista hecha por “los locos”, que se llamaba “hola loco, la neurona que faltaba”, hicimos varios ejemplares, luego “me echaron a la mierda”, pero fue muy linda la experiencia, y en esa época estaba renegando un poco del arte “oficial” de los museos. Me encontré con el “pelado” Serveto y surgió la idea de reeditar los enviados, fue una movida “copadísima”.
Era una movida multimedia, antes había sido con los “666”, que trabajé en la puesta en escena, y con “los Enviados” fue una participación total con los “culiao”, porque se vinieron a mi casa de 60 cuadras, tenía una habitación que fue la sala de ensayo. Salió todo desde acá del campo. Fue una cosa “linda” incluso nos invitaron al festival de teatro de Venezuela, participamos aquí en el Latinoamericano de Teatro, salieron una par de cosas “muy copadas, con los Enviados”.

Luego hice muestras individuales en Córdoba, en galerías, en Bs. As. En Rosario Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino. Sigo laburando, ahora “estoy perdiendo el tiempo” (se ríe del èl) y agrega “estoy perdiendo mi tiempo con barro y con madera que estoy tallando. También con esculturas en terracota, (Terracota significa arcilla cocida, y se llama así a las esculturas realizadas en arcilla que luego se cuecen para convertirlas en un material perenne). Hoy vivo de la quinta que es lo que me dá de comer, y de vez en cuando “vendo algo”, (rie otra vez, y en risa dice-asi es la vida del pobre artista- continua riéndose), cierra con una carcajada contagiosa.

Para finalizar la biografía explica dónde queda 60 cuadras y está más o menos a 15 km de la capital de Cordoba, y pertenece a Lozada, rescata que también se llama “SOCABONES”, Es el cinturón verde de la zona sur, zona de chacras, se siembran papas. Como dice el poeta “me fuí a vivir al  campo y resulta que hay que gente de “mierda” igual que en la ciudad” (explota a carcajadas). Agrega, “he sobrevivido a las fumigaciones, quiere decir que vino bueno “el estuche”. (vuelve a reir pero con una risa más pausada y menos explosiva, más bien irónica)-

ƒîΠ

 

℘ζ   GALERÍA DE FOTOS   ‡ℜ

OBRASæ

Federico Schüle

LINDA PIEDRA Pa` la hondera

Federico Schüle

Federico Schüle

Federico Schüle

Federico Schüle

Federico Schüle

Federico Schüle

Federico Schüle

CASA CAMINO A 60 CUADRAS

casa de Federico Schüle

HACIENDO TALLARINES CASEROS.

LA CASA DEL ARTISTA

casa de Federico Schüle

casa de Federico Schüle

SUS ÁRBOLES

casa de Federico Schüle

casa de Federico Schüle

REGISTROS DE SU VOZ

registro-02-de-federico-shule

*Para ver sus obras entrá en el siguiente Links (autoría de fotos Julian y Jeremías Schüle)
Noticias de San Juan
hacé click en el linkas abajo!!

https://photos.app.goo.gl/ddbcxJrZ9XgeKXzGA


Corrección Inda María Cordi

Farid Cordi Valenzula

Mario Valenzuela

Crónica: Daniel Valenzuela

2 COMENTARIOS

Comments are closed.